martes, 10 de agosto de 2010

LAS CHARLAS TÉCNICAS

Las charlas técnicas anteriores a cada partido son, evidentemente, necesarias. ¿Qué opinas sobre estas charlas en cuanto a su duración, al lugar donde deben realizarse y al momento en el que es más conveniente hacerlas?

Uno de los momentos más importantes de la comunicación con los jugadores es el de la charla anterior a cada partido. No obstante, hay diversas opiniones sobre el modo de enfocarlas: tiempo de exposición, si deben hacerse en el hotel de concentración o en el vestuario, el día anterior al partido, el mismo día del partido por la mañana o por la tarde o inmediatamente antes de salir al terreno de juego... ¿Qué opinan al respecto a ello los siguientes entrenadores?

Juan Manuel Lillo.
No creo en las charlas tácticas previas al partido como algo básico. Sí creo en los refuerzos positivos antes de entrar al campo, en los niveles de excitación y en la motivación previa a la salida a un partido. Antes del partido creo más en aspectos mentales que en aspectos tácticos, a no ser que el rival cambie algún jugador sobre lo que estaba previsto y eso sea susceptible para decir algo. Los días más dedicados al trabajo táctico son los viernes y los sábados. Con recordar cuatro cosas antes de que vayan a salir a calentar, lo considero suficiente. No creo que una hora antes de comenzar un partido se pueda conseguir tácticamente algún valor que no se haya asimilado anteriormente con el desarrollo continuado del trabajo.

Ángel Cappa. (Entrenador de Huracán, Argentina)
Estas charlas son, ante todo, de motivación, aunque no de motivación hacia alguien que esté desmotivado porque a ese es imposible motivarlo. Son charlas para generar y recordar los compromisos que se tienen. Nos sirven para saber que estamos juntos, y en aspectos del juego simplemente para recordar los principios elementales que tiene el equipo y dar algún detalle del rival si fuese muy importante.

Marco A. Trejo (entrenador de Durango, México)
Considero que siempre es importante reforzar lo hecho durante la semana, principalmente en lo colectivo, reforzando preferentemente alguna variante táctica que pudiera llevarse a cabo, en caso de que el funcionamiento o el resultado no sea el esperado. Estoy convencido de que algunas palabras que ayuden en la cohesión del grupo y el fortalecimiento mental siempre serán bienvenidas. Estas charlas no me llevan más allá de 15 minutos antes de salir al calentamiento. En lo personal las considero necesarias.
Ariel Longo. (Entrenador Uruguayo.)

Para las charlas previas soy bastante especial. Si trabajo muchísimo los aspectos de sistema o sistemas, lo táctico y estratégicos durante la semana; además del día de futbol con los dos equipos con el mismo sistema (para fortalecer el plantel en cuanto a su incorporación mental y desarrollo físico). Al otro día fútbol táctico con el equipo y su sistema y el otro como jugará el rival a enfrentar. Las charlas previas en la concentración las hago de esta manera:
1) Antes de cenar el día previo, unos 15 minutos (en cuanto a lo que nos jugamos, y el objetivo a seguir) (Razones de nuestra carrera profesional y el rival como escalón para ascender).
2) Antes de almorzar el día del partido unos 10 minutos (Referencias de marcas y estrategia aseguir)
3) En el vestuario antes de entrar al partido, no mas de 1 minuto resaltando lo espiritual y anímico.

Considero que en las charlas previas todo lo que trabajamos en la semana es redundar en cosas que si tengo que reiterarlas es que no supe trasmitir ò no me entienden. Las charlas deben ser, a mi entender cortas, concisas y claras. Si tengo que motivar a alguien que por si tiene beneficios que otros seres humanos, que trabajan duramente, no los tienen; entonces el material no es bueno. El solo hecho de ser jugador profesional es una motivación en si y así lo tienen que entender.
Roberto Saporiti. (Entrenador de Defensa y Justicia, Argentina)

Soy partidario de hacer la charla técnica en la concentración momentos antes de partir a la cancha.
Normalmente ocupo de 10 a 15 minutos. En la charla puntualizo y acentúo los conceptos trabajados durante la semana y recuerdo las obligaciones individuales y colectivas cuanto se está en posesión o no posesión del balón.