viernes, 30 de julio de 2010

Entrenamiento de la coordinación en fútbol


¿Qué características tiene el entrenamiento de la coordinación en carrera para los futbolistas? El rendimiento en carrera de un futbolista se diferencia bastante del de un atleta

El fútbol moderno se caracteriza por un alto ritmo de juego. Los jugadores no sólo están presionados en el tiempo en las acciones con el balón sino que, además, para jugar bien al fútbol, hay que efectuar repentinos cambios de dirección, esprints vertiginosos al espacio libre, un cambio rápido de defensa a ataque. Las exigencias a los futbolistas son tan altas que es imprescindible un aprendizaje sistemático en la coordinación de la carrera, sobre todo en la técnica al correr y en el ritmo de la carrera.
¿Qué características tiene el entrenamiento de la coordinación en carrera para los futbolistas? El rendimiento en carrera de un futbolista se diferencia bastante del de un atleta. Los saltos, giros, cambios de dirección, acciones con el balón así como la disputa entre dos, antes o después de un esprint, exigen constantemente una adaptación de la distancia y de la frecuencia de los pasos a las diferentes situaciones de juego. Esto hace necesaria una aplicación variable, flexible y con sentido de las técnicas de la carrera durante el juego.
Hacia los 15 años los varones crecen 9 a 10 cms al año. Nuestro cuerpo no coordina por lo que hay que ser tolerantes y pacientes cuando el chico esta en este periodo.
La mielinización es la forma en que circula la información a través del sistema nervioso central, aparece en edades tempranas y es el hecho de que se mejore la coordinación. La mielinización termina a los 12 años. Por lo que las etapas anteriores a esta edad, es un periodo sensible en el campo de la coordinación (aprendizaje de variadas técnicas) (desarrollo multilateral).
Hay etapas en la vida que si dejaste escapar el tren de aprendizaje de diferentes técnicas corres el riesgo de que en el futuro lo aprendas mal y nunca poder mejorarlos o de tener que gastar mucho tiempo en corregir una técnica. No desarrollar bien una técnica o capacidad supone una gran traba en el rendimiento deportivo.
Por los 17-18 años se esta en un natural máxima concentración de posibilidades de entrenar la fueras a máximos niveles de intensidad. Algunos hablan de que hay una predisposición natural para la fuerza explosiva antes del pico de crecimiento.
Como hemos visto existen capacidades condicionales y capacidades coordinativas.
Es imposible considerar que el entrenamiento de las capacidades condicionales y coordinativas pueden tener la misma eficacia o eficiencia en todas las edades. O sea que ninguna capacidad es entrenable en la misma medida, en todo el proceso evolutivo.
Las capacidades condicionales (fuerza, resistencia y velocidad) son así porque dependen del desarrollo de los niveles energéticos. Las coordinativas involucran al sistema nervioso central lo que es determinante para poder realizar aquello que quiero realizar. Las coordinaciones motoras son la capacidad de organizar y regular el movimiento. Involucra:

* Orientación temporo espacial.
* Diferenciación.
* Equilibrio.
* Transformación.
* Reacción.
* Ritmo.

Existe una fase sensible para la formación de las capacidades coordinativas en el periodo que va desde los 6 años a los 12 años. El desarrollo será tanto más eficaz cuanto mas compleja y adaptada sea la actividad en lo referente a las distintas capacidades de manera variada y dinámica. Cerca del 75% del desarrollo propio de las capacidades coordinativas se alcanza a los 12 años.

La coordinación junto con la movilidad son cualidades de aparición en edades tempranas. Estas 2 le dan calidad a todos los movimientos que van a aparecer con las distintas combinaciones. Las capacidades coordinativas son pre requisitos psicomotores muy generales para el atleta y tiene como función regular.
La coordinación juega un papel importante para todas las acciones motoras. Son necesarias para un numero bastante elevado de acciones motoras, estas han sido también encasilladas bajo el termino AGILIDAD o DESTREZA. La mayoría de las acciones deportivas están reguladas por la coordinación. Cada disciplina deportiva tiene un perfil típico de las capacidades coordinativas. No existe ninguna disciplina deportiva que desarrolle todas las capacidades coordinativas en un mismo nivel. Por ejemplo: el futbolista mayor capacidad de reacción(estímulos visuales) que el gimnasta, y a su vez; este necesita una mayor capacidad de equilibrio que el futbolista. La coordinación para la acción deportiva motora tiene 2 fases:

* Uno determinada a nivel psíquico interno. No visible de la acción que es la preparación interna. Determinada psíquicamente.
* Performance externa, que es visible.

Para la primera se necesita cerebro y esta determinada funcionalmente. La segunda es determinada en forma motora.
Cuanto mayor sea el grado de coordinación mayor será el resultado competitivo.
La coordinación se puede expresar a través de:

* La calidad de movimiento. En cuanto al dominio de las acciones motrices.
* La capacidad de aumentar la velocidad de aprendizaje motor: cuanto más rápido aprende, más rápido resuelve los problemas de índole motor.
* La habilidad de poner al día programas de acción: no se deben repetir actividades porque sino no vamos a formar un patrón motor ideal para resolver problemáticas diferentes.
* La economía y estética de los movimientos: en directa relación con la calidad del movimiento.

La capacidad de coordinación se basa en:

* Factores físicos de rendimiento: fuerza, velocidad, etc. se desarrollaran mas tarde.
* Repertorio gestual, decisivo para el aprendizaje.
* Capacidad de análisis: analizador kinestésico(sentir), analizador táctil, estático dinámico, visual(fútbol) y analizador auditivo.

Una buena coordinación de movimientos presenta las siguientes cualidades:

1. PRECISION DEL MOVIMIENTO: Dominio de la dimensión espacial, movimientos rectilíneos hacia el objetivo, equilibrio corporal seguro.
2. ECONOMIA DEL MOVIMIENTO: Equilibrio en el gasto energético, magnitud de inervación moderada con impulsos adecuados a la situación.
3. FLUIDEZ DEL MOVIMIENTO: Equilibrio en la dimensión temporal, impulsos musculares adecuados (ni abruptos, ni retardados, cortados, pesados o lentos).
4. ELASTICIDAD DEL MOVIMIENTO: Equilibrio en la elasticidad muscular, aplicación eficaz y adaptada de la fuerza muscular, aplicación eficaz y adaptativa de la fuerza muscular de tensión y freno para absorber elásticamente los impactos del cuerpo y los objetos, por ejemplo: en los saltos, en la recepción.
5. REGULARIZACION DE LA TENSION: Equilibrio de la tensión muscular, relajación máxima de los grupos antagónicos, cambio rápido entre tensión y relajación.
6. AISLAMIENTO DEL MOVIMIENTO: Equilibrio de la elección de músculos, inervación de los grupos musculares necesarios con seguridad máxima del impulso (evita impulsos fallidos y movimientos superfluos).
7. ADAPTACIÓN DEL MOVIMIENTO: Reacción sensomotriz equilibrada, buena capacidad de adaptación y cambio según la situación del momento percibida por los sentidos.