miércoles, 23 de noviembre de 2011

Bielsa: "Me parece positivo que no hayamos dejado de jugar"


El entrenador argentino considera que los rojiblancos han dado un "paso adelante" en el Pizjuán con respecto al empate ante el Barça.

Marcelo Bielsa abandonó el Sánchez Pizjuán muy satisfecho con el trabajo de su equipo. El argentino considera que los leones han dado un paso adelante en el plano futbolístico con respecto al empate ante el Barça. El Athletic cada vez se parece más a la versión que tiene el de Rosario en su cabeza. "Me parece positivo que no hayamos dejado de jugar. Después del 2-1 contra el Barça seguimos defendiendo, pero no jugando. Hoy sí hemos seguido jugando, eso es un paso adelante", subrayó.

El preparador rojiblanco, por tanto, opina que el triunfo es "justo" e insistió en que "tuvimos una actuación convincente en ataque y en defensa". Pero no hay que confundir los términos. "La victoria no fue fácil. El primer tiempo podría haber acabado con ventaja para el rival. Todo nos cuesta mucho a nosotros", señaló.

Capítulo aparte merece la actuación de Iñigo Pérez, descartado por el propio Bielsa nada más asumir las riendas del equipo bilbaíno. El argentino, a juzgar por su decisión de concederle la titularidad, ha cambiado de opinión. "Estuvo prolijo en lo que hizo, regular. El equipo valoró su presencia y no notó las ausencia de los jugadores que actúan en esa posición", manifestó tras el choque.

Lo que no quedó claro es qué opinión le merece el Sevilla. Se le preguntó directamente si le había defraudado su juego, a lo que respondió con un regate: "Valorar al rival me cuesta y me siento incómodo". "Tiene buenos delanteros, buenos mediapuntas. Quédese con la definición de Caparrós que conoce mejor que yo la Liga", se limitó a añadir.

En cuanto al culebrón de su fichaje frustrado por el Sevilla, abundó en sus respuestas de la previa al encuentro. "Quien conoce el club y su realidad puede hacer proyecciones más altas que yo. No optaron por mí y me pareció normal. Decir que eso fue un error me parecería injusto. Pero no fui yo el que dijo que no al Sevilla. Lo único insustituible en el fútbol son losaficionados, cualquier entrenador querría entrenar al Sevilla; pero hubo un intento que no fructificó y abundando sobre ese tema, más ahora, no me siente cómodo", zanjó el técnico.


FUENTE:http://www.mundodeportivo.com